Esta asignatura aporta al perfil del Ingeniero en Industrias Alimentarias sólidos conocimientos de los fenómenos térmicos involucrados en los procesos alimentarios, a través de la comprensión de la energía  como la capacidad para producir cambios y realizar trabajo. 
Para tal efecto se han identificado los temas más destacables que impactarán en el quehacer profesional. 
Puesto que esta asignatura dará soporte a otras más directamente vinculadas con el desempeño profesional; se inserta en la primera mitad de la trayectoria escolar. De manera particular, los conocimientos y habilidades adquiridas en esta asignatura se aplican en el estudio de Flujo de Fluidos, Operaciones de Transferencia de Calor, Operaciones de Transferencia de Masa y Diseño de Plantas Alimentarias, entre otras.